ALMAGRO: ESTADO DE NICARAGUA ESTÁ PARA PROTEGER LOS DERECHOS Y NO PARA AVASALLARLOS

Noticias

Ya se veía venir. La convocatoria a una sesión extraordinaria para este viernes del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que se abordaría la situación de Nicaragua 48 horas después de que se realizara una reunión con ese mismo fin, no era nada esperanzador para el gobierno de Daniel Ortega. De antemano se sabía que eso no iba a terminar en otra cosa que no fuera una condena a la represión gubernamental contra las protestas cívicas.

El embajador de Nicaragua, Luis Alvarado, y la embajadora de Venezuela, Gissela Jiménez, trataron de evitar que se realizara la sesión, pero la firmeza de la Secretaría General, Estados Unidos, Canadá México, Colombia, Costa Rica, Argentina y Chile pudo más.

La embajadora Jiménez llegó incluso a preguntar que qué de extraordinario había pasado en Nicaragua en 48 horas para que se convocara a una sesión extraordinaria. La respuesta de la embajadora de Argentina fue demoledora: “Pasamos, desde que CIDH dio sus primeros  informes, de 76 muertos a más de 350. No estamos acá porque nos da la gana”, ripostó.

Nicaragua cada vez menos creíble

Nicaragua llegó hasta a presentar varios videos de los hechos de violencia perpetrados supuestamente por la oposición, pero estos no hicieron más que a reforzar la tesis de los países que convocaron a la reunión de emergencia.

Durante su intervención, Venezuela acusó a Estados Unidos de financiar la violencia en Nicaragua.

Por su parte, el embajador estadounidense, Carlos Trujillo, dijo que es inadmisible la violencia ejercida por el gobierno contra los ciudadanos. También denunció la captura de los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena.

El Canciller de Nicaragua Denis Moncada apareció dos horas después de iniciada la sesión, y al igual que el día miércoles afirmó que el gobierno de Daniel Ortega está bajo un intento de golpe de estado. Confirmó además la captura de Mairena a quien acusó de ser un terrorista.

Almagro corta definitivamente con Daniel Ortega

Si en la última reunión, el secretario general Luis Almagro fue duro con el gobierno de Daniel Ortega, este viernes fue demoledor. Culpó al Estado nicaragüense por la violencia y las muertes a manos de la Policía y los paramilitares. “El Estado está para proteger los derechos de la gente y no para avasallarlos”, manifestó.

Durante su intervención denunció el ataque paramilitar que en esos momentos se estaba ejecutando contra estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *