Nicaragua amanece con un paro nacional, pero Daniel Ortega convoca a marchar hacia Masaya

Noticias

Nicaragua amaneció este viernes sumida en un paro nacional, que busca cómo enviarle una vez más el mensaje a Daniel Ortega de que debe abandonar el poder.

El hombre fuerte de Nicaragua ha dejado claro que no piensa renunciar y mucho menos convocar a elecciones adelantadas, por lo que en contra parte al paro nacional ha convocado a sus simpatizantes a celebrar el 39 aniversario del Repliegue a Masaya, una efeméride del Frente Sandinista que debió celebrarse hace 18 días.

El partido gobernante decidió no convocar a la celebración debido a que los masayas tienen casi tres meses en rebelión contra el gobierno. Incluso la ciudad estuvo tomada durante casi dos meses hasta que casi la mitad de la misma fue retomada por la Policía y paramilitares el 19 de junio. No obstante, continúa bajo poder de los ciudadanos el emblemático barrio indígena de Monimbó, lugar hacia donde se realiza la peregrinación anual del Repliegue.

Este es el segundo paro nacional al que convoca la Alianza Cívica, la cual está integrada por estudiantes, organizaciones de la sociedad civil y el Cosep, aque aglutina a las principales cámaras de la empresa privada de Nicaragua.

Por su parte, Daniel Ortega ha llamado a sus bases a boicotear el paro, luego que el día jueves recibiera una bofetada cuando cientos de miles de nicaragüenses desafiaron la ola de terror gubernamental en la marcha “Juntos somos un volcán”, realizada en Managua, Masaya, Granada, León y otros lugares del país.