terror-nicaragua-violaciones

PARAMILITARES EN NICARAGUA AL MEJOR ESTILO DEL ESTADO ISLÁMICO

Columnas

En Nicaragua ha llamado poderosamente la atención el actuar de los paramilitares afines al gobierno de Daniel Ortega, no solo por el salvajismo con el que actúan sino porque ellos mismos se filman y los divulgan en las redes sociales.

¿Les recuerda a algo? ¡Exacto! Es la misma psicología del grupo terrorista Estado Islámico. Los paramilitares nicaragüenses no han tenido que andar en las sombras, no, todo lo contrario, andan a la luz del día, se movilizan en camionetas, exhiben sus armas, no les importa que la gente los vea, lo que quieren es que les tengan miedo.

Y no es algo que les surgió de manera espontánea, es algo orientado. El gobierno sabe que se quedó sin el respaldo popular, de tal forma que está recurriendo al terror para mantener el poder.

Ellos circularon videos del armamento que usaron para atacar el día viernes 13 de julio a los estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), ellos mismos tomaron fotos de cuidadanos semidesnudos en Carazo, a quienes junto a la Policía torturaban luego de haberlos capturado el domingo 8 de julio, ellos mismos se tomaron fotos sosteniendo a un herido amarrado con un grueso mecate mientras era atendido por un enfermero, ellos mismos se hacen videos y se toman fotos en los tranques ciudadanos cada vez que los “liberan” a puntas de balazos.

Ellos han cometido verdaderos actos de barbarie contra la población, como la quema de una familia completa el 16 de junio en un barrio capitalino, y si bien el aparato propagandístico del Frente Sandinista ha querido tergiversar esos crímenes ha sido más por un asunto de autosugestión que por convencer verdaderamente al pueblo de Nicaragua de que esos terribles actos no los cometieron ellos. Igual todo eso contribuye al mismo fin: acallar la rebelión ciudadana a punta de terror.

Por el momento no se podría asegurar que la comunidad internacional vaya a incluirlos en la lista de organizaciones terroristas, pero de lo que todos están claros es que el modus operandi es el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *