Daniel-ortega

NICARAGUA CELEBRA DERROTA DE ORTEGA Y MURILLO EN LA OEA

Noticias

Nicaragua entera estalló en júbilo este miércoles por la tarde cuando, en Washington, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo por la represión y el genocidio que desde hace tres meses vienen perpetrando contra los millones de ciudadanos que piden el fin de la dictadura.

En la OEA 21 países votaron a favor de la condena, mientras que Bolivia y Venezuela se plegaron a la retórica de Nicaragua de que casi seis millones de nicaragüenses son golpistas y terroristas.

La OEA, entre otras cosas, no solo condena la represión, sino que exige desmantelar a los paramilitares, un nuevo calendario electoral y respalda trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuyos informes no han sido reconocidos por el Estado de Nicaragua, al considerarlos parcializados.

La condena del máximo organismo americano es de exigido cumplimiento. En caso que los genocidas se nieguen a cumplir, los estados miembros pueden recurrir a sanciones de otro tipo, incluso pedir su renuncia como ya lo hicieron con el dictador Anastasio Somoza Debayle en 1979.

Con paramilitares y policías orteguistas patrullando las calles y intimidando a quienes osan expresarse contra los asesinatos, las capturas ilegales y las amenazas, Nicaragua esperaba con ansias una resolución de este tipo, pues representa un espaldarazo a la lucha cívica.

Los nicas, atentos a esta importante sesión, celebraron desde sus casas, desde sus centros de trabajo, desde los lugares donde se encontraran, pero fue actitud de cientos de ciudadanos que estaban en el foot court del centro comercial Metrocentro lo que más representó este momento. Estas personas se levantaron de sus asientos y cantaron el himno de Nicaragua en agradecimiento a estos países y como una manifestación más de su rechazo a la dictadura.

En las redes sociales también abundaron expresiones agradecimiento a las enérgicas condenas de la representantes de Argentina, Paula Bertol y Colombia, Andrés González, sin menoscabo de las fulminantes palabras de los embajadores de Chile, Estados Unidos, Costa Rica, México, Guatemala y Honduras.

En Nicaragua todos saben que Daniel y Rosario lo que tiene son las armas pero que el pueblo entero los repudia.