giei-nicaragua

Gobierno de Ortega sigue burlándose de la CIDH

Noticias

El gobierno de Daniel Ortega continúa menospreciando la labor que realiza el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para apoyar el esclarecimiento de los asesinatos ocurridos en Nicaragua desde el 18 de abril al 30 de mayo.

El gobierno de Ortega ha descalificado a la CIDH, a la cual tacha de estar parcializada y de mentir en sus informes.

De esta manera ha sido notorio los obstáculos que tanto la Fiscalía, la Policía, Medicina Legal, la Corte Suprema de Justicia y la Cancillería de la República han puesto para evitar que estos puedan evaluar eficazmente la impartición de justicia por parte de las instituciones del estado.

Uno de los casos donde ha quedado más evidente este menosprecio y violación a los acuerdos asumidos con la CIDH se presentó este lunes cuando los integrantes del GIEI, Amérigo Icalcaterra y Claudia Paz y Paz, se presentaron en los juzgados de Managua para verificar los procedimientos legales del caso que se lleva contra Brandon Lovo y Glen Slate, acusados del asesinato del periodista Ángel Gahona.

Los dos expertos fueron retenidos en el portón del complejo judicial por un guarda de seguridad, el cual les pidió una carta de la Cancillería de la República.

Una vez más, lamentablemente, no podemos tener acceso y no podemos cumplir con nuestra función; una función que repito fue acordada por las tres partes, en la cual el gobierno aceptó el trabajo nuestro en este país”, dijo Amérigo Icalcaterra, visiblemente molesto.

El gobierno de Ortega tampoco ha permitido al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes acceso a las cárceles, expedientes y archivos judiciales de las personas detenidas. En este sentido, Claudia Paz y Paz dijo que esto significa que Nicaragua no está cumpliendo los acuerdos con la Organización de Estados Americanos (OEA) y la CIDH.

Hay que recordar que la OEA también ha conformado un Grupo de Trabajo para Nicaragua, sin embargo, el gobierno de Ortega los declaró non grato y no permitió su ingreso al país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *