turismo-volcan-masaya

Gobierno trata de incentivar el turismo nocturno 

Noticias

¿Cuántos se atreven a viajar a Masaya después 7:00 de la noche sin miedo a caer víctimas de las balas de policías y paramilitares? Realmente pocos nicaragüenses y prácticamente ningún extranjero.

Pero el gobierno de Daniel Ortega tiene un plan: bajar el 50% el precio de la entrada nocturna al volcán Masaya, uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua.

Es decir, si antes un turista pagaba 10 dólares, ahora pagará la mitad.

De acuerdo a la Cámara Nacional del Turismo (Canatur) hasta agosto la crisis política había generado pérdidas en el sector por el orden de los 230 millones de dólares, el despido de 70 mil trabajadores y el cierre del 80% de los hoteles.

El gobierno de Ortega insiste en que Nicaragua está normal y ha lanzado una campaña para promover el turismo local y extranjero. Sin embargo, la campaña no ha calado en una Nicaragua azotada por más de 300 manifestantes asesinados, cientos de arrestados y desaparecidos y la amenaza constante de la policía orteguista y los paramilitares organizados por la familia Ortega Murillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *