daniel-policia-orteguista

Ataque a marcha fue planificado

Columnas

Nada fue fortuito. Si de algo hay que estar clarísimos es que el ataque de este domingo en el que fue asesinado el adolescente Matt Romero, no fue fruto de la adrenalina de un momento de tensión. Ningún ataque criminal del gobierno lo ha sido.

Hagamos memoria. La masacre del 30 de mayo contra la Marcha de Todas las Madres fue antecedida por una feroz campaña en redes sociales y en los medios de propaganda del gobierno de Daniel Ortega. La consigna era ¡PLOMO! y fue plomo lo que recetaron aquella tarde de mayo.

Después de eso cada marcha de la oposición fue replicada en el gobierno por una contramarcha y operativos efectuados por miles de agentes y fuerzas especiales de la policía, acompañadas de fuerzas paramilitares, quienes rodean las marchas de la oposición y les bloquean el paso. El resultado en las últimas semanas es que ya nunca se sigue la ruta original y el recorrido debe ser improvisado.

Los ataques se pueden dar en la ciudad de Managua o en cualquier otro municipio del país. El domingo antepasado el ataque se registró en Somoto, dejando como resultado varios heridos, pero poco antes, el 2 de septiembre fue en Managua. Luego de ello el líder universitario Edwin Carchache fue apresado acusado de terrorismo y de planificar un autoataque. Hay videos que prueban que quienes atacaron la marcha fueron paramilitares a bordo de camionetas, las cuales minutos después estaban parqueadas en la estación cinco de la policía capitalina.

La marcha de este 23 de septiembre también estuvo precedida de amenazas por parte de simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega. Como siempre, desde muy temprano hubo un monstruoso despliegue de la guardia pretoriana, la cual quiso impedir la marcha pero al no poder decidió infligir el ataque en conjunto con su apéndice: los paramilitares.

Desde días antes en las redes sociales circularon muchas amenazas, todas desde trolles afines al gobierno o bien de simpatizantes asalariados (periodistas, funcionarios medios o simples fanáticos). En una de estas, la noche del sábado se hizo referencia a que los opositores recibirían una sorpresa en el sector de El Mayoreo, lugar donde el domingo se registró el ataque. “Andan como perros en prosesion (los errores ortográficos son comunes en los textos progobierno) los andamos a mecate corto y mañana hay sorpresas los esperamos alla por el mayoreo va a estar alegre”, dicen en una cuenta llamada General de Hombres Libres. Se maneja que este tipo de cuentas son administradas por la Red de Comunicadores desde instituciones del gobierno.

Cuando ves esas amenazas y luego se cumplen, estas cosas no deben tomarse como puras coincidencias sino como una prueba más de los crímenes cometidos por la dictadura.