Una marea Azul y Blanco para poner fin a la dictadura en Nicaragua

Noticias

Su principal objetivo es poner fin a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo e instaurar un régimen democrático sólido y duradero en Nicaragua. Es la coalición política Unidad Nacional Azul y Blanco que a partir de este jueves 4 de octubre empieza a aglutinar a todos los frentes opositores de cara a unas elecciones anticipadas en Nicaragua.

Esta nueva unidad la integran la Alianza Cívica, los movimientos juveniles 19 de Abril, los movimientos campesinos, la Coordinadora Universitaria, el Frente Amplio por la Democracia, empresarios privados, entre otras organizaciones de la sociedad civil.

Estados Unidos, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la comunidad internacional mantienen una fuerte presión sobre al régimen nicaragüense para que adelante las elecciones en Nicaragua a más tardar para agosto del 2019. Sin embargo, Daniel Ortega ha acusado a Estados Unidos de intentar un golpe de Estado en su contra y aseguró que a las únicas elecciones a las que se someterá son a las planificadas para el 2021 y no antes.

Desde el viernes 28 de septiembre en Nicaragua están prohibidas las manifestaciones de la oposición, por lo que el reto de la nueva coalición Azul y Blanco es mayúsculo, tomando en cuenta que el que invite a concentraciones públicas va preso, de acuerdo a las nuevas normativas.

Sumado a ello, en el país no cesan los arrestos ilegales, los asesinatos de opositores y el reforzamiento de los grupos paramilitares y policiales, quienes ya se están preparando con tácticas propias del ejército para enfrentar a los opositores, según publicó recientemente la misma policía orteguista.