Ortega y Murillo presentan en sus medios una Iglesia Católica plagada de violadores

Noticias

La implicación de Monseñor Silvio Báez en una supuesta conspiración y la campaña propagandística en contra de la Iglesia Católica es algo que se viene orquestando detenidamente, y uno de los principales objetivos es ensuciar el prestigio del que gozan los sacerdotes en la actual crisis política que vive Nicaragua.

La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo pretenden trasladar hacia Nicaragua el malestar que hay en otros países por los abusos sexuales cometidos por algunos curas. La lógica orteguista es que si en otros países los sacerdotes son violadores y corruptos en Nicaragua también deben serlo.

Un buen termómetro para medir la intensidad de esa campaña es el portal web del gobierno, El 19 Digital. Todo el sitio está explayado de propaganda en contra de la Iglesia Católica, pero en la sección de Internacionales es más evidente.

En esta sección, del 14 al 25 de octubre se publicaron 38 artículos, de los cuales 16 estaban relacionados con la Iglesia Católica, y 15 tenían de estos implicaban abusos sexuales cometidos por sacerdotes.

Anteriormente se había tomado como referencia del 5 al mediodía del 13 de octubre. En esos nueve días también fue intenso el bombardeo, pues se publicaron 32 noticias,. De estas, 14 estaban relacionadas con la iglesia católica, 12 de las cuales tenían que ver con violaciones sexuales.