une-cr

Nace la Unión de Nicaragüenses Exiliados en Costa Rica

Noticias

Este martes 30 de octubre fue constituida la Unión de Nicaragüenses Exiliados en Costa Rica (UNE-CR), la cual aglutina a distintos grupos de la sociedad civil que han abandonado Nicaragua ante la represión de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

UNE-CR denunció que desde el 2007 Ortega inició un proceso de desmantelamiento de la institucionalidad democrática de Nicaragua para perpetuarse en el poder junto a su familia.

La Unión de Nicaragüenses Exiliados en Costa Rica tiene como fin articular esfuerzos para restablecer el estado de derecho en Nicaragua y retornar al país lo más pronto posible.

En su documento constitutivo se establece que esta es una agrupación cívica, democrática, pluralista, apartidaria y representativa de distintos sectores de la población.

También reconoce a la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) como el interlocutor para lograr soluciones pacificas a través del diálogo y redirigir a Nicaragua hacia la democracia.

Álvaro Leiva, presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), informó que del 19 de abril al 20 de octubre ellos registran 528 muertos, más de 4 mil heridos, de los cuales 105 presentan daños permanentes, y 1609 ciudadanos secuestrados y desaparecidos por paramilitares. De estos solo han aparecido 123 personas.

Leiva manifestó que diariamente entran a Costa Rica de manera legal e ilegal entre 130 y 240 nicaragüenses.

El médico exiliado Ricardo Pineda llamó a la unidad de todos para hacerle frente al dictador Daniel Ortega. “El que no esta por la unidad está por Ortega. Y es fácil reconocer quién es la persona que está trabajando por la libertad de Nicaragua y quién está tratando de boicotear este esfuerzo”, aseguró.

“Nosotros no venimos a quedarnos (a Costa Rica), nosotros somos nicaragüenses y vamos a pelear por nuestra patria”, enfatizó.

La Unión de Nicaragüenses Exiliados solicitará personería jurídica al gobierno de Costa Rica para poder hacer gestiones de ayuda humanitaria y social a los refugiados nicaragüenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *