tomas-valdez-nicaragua

Entregan al Nuncio carta donde tratan de ensuciar imagen de la Iglesia Católica

Noticias

La falsa Comunidad Cristiana San Pablo Apóstol, organizada por Rosario Murillo para desacredita a la Iglesia Católica, dice haber entregado al Nuncio, Stanislaw Waldemar Sommertag, una carta dirigida al Papa Francisco, respaldada por 284 mil firmas, en la que se pide abiertamente que el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, sea trasladado a otro país.

Este grupo de reconocidos orteguistas, como Tomás Valdez, acusa a Monseñor Báez de promover crímenes, destrucción, violencia, muerte y caos en Nicaragua.La carta, que a todas luces la redactó la mismísima Rosario Murillo, es un claro ejemplo de cinismo, falso cristianismo y prepotencia.

“Pedimos que Báez salga a cumplir otras misiones y que seamos capaces los nicaragüenses de entendernos, sin que un obispo aliente y promueva sanciones económicas de las potencias contra Nicaragua, división política y conflictos sociales, así como odio y resentimientos improcedentes e incorrectos para la mayoría de nicaragüenses”, señala Rosario Murillo en la parte medular de la carta.

La campaña para recoger estas firmas estuvo plagada de denuncias de trabajadores públicos, quienes fueron obligados a firmar si no querían perder sus puestos de trabajo. Se calcula que más del 80% fueron recogidas en las diferentes instituciones del Estado.

Igual cosa pasó en el mes de agosto cuando Daniel Ortega y Rosario Murillo anunciaron que habían recogido 534 mil 363 firmas para llevar ante los tribunales orteguistas a todos los opositores.

La carta al Papa Francisco y la recolección de firmas que la respaldan forma parte del recrudecimiento de la campaña contra la Iglesia Católica, donde las amenazas de muerte, el hostigamiento y la difamación son parte de la retórica en los medios de comunicación oficiales y en las redes sociales de los fanáticos orteguistas.

Al convertirse los templos católicos en lugares de condena a los crímenes de la dictadura. El oficialismo ya ha llamado a tomarse las iglesias, iniciando este domingo con la Catedral Metropolitana de Managua.

El sábado 27 de octubre al Papa Francisco advirtió a los fieles católicos de los intentos del diablo de ensuciar la imagen d la Iglesia Católica, y pidió oraran por los sacerdotes

“La Iglesia no se ensucia: los hijos estamos todos sucios, pero la Madre, no”, dijo enfáticamente en Pontífice. De llegar hasta sus manos, habría que ver cómo toma la carta que envía Rosario Murillo tratando de ensuciar la imagen de la iglesia que él lidera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *