tranques-nicaragua

Días de ira y dolor

Nicaragua Libre

MADRES

Nunca quisiste ese regalo que salió de los ahorros de tu bebé;
nunca quisiste nada de la vida porque en él tenías lo justo,
lo suficiente para sentir que tu misión había sido exitosa.

Nunca quisiste destacarte entre las demás;
solo aprendiste a ser madre.

Tropezaste mil veces;
triunfaste aún más,
pero tu enorme victoria fue él,
y ya no está.

A tu hijo te lo quitó un huracán de violencia;
un tumor alérgico a la justicia,
una navaja filosa y a la vez oxidada.

Y te dejó esperando un abrazo;
una celebración al final de su alimentación de libros,
y muchos nietos.

Se quedan siendo madres con un pedazo de corazón menos;
mas si de algo te sirve
me ofrezco como hijo tuyo,
así como el que te salió de adentro lo entregó todo.

ANÓNIMO
(29-05-18)

 

 

HOY AMANECÍ LLORANDO

A las 3 de la mañana aún se escuchaban gritos y balas.

Desde el barrio se levantaban columnas de humo por las llantas que algunos quemaron como señal de protesta contra los que antes eran los que las quemaban.

Mi tierra levantó su mirada y aflojó la soga que rodeaba su cuello,
y gritó tan alto por los hijos que perdió.

Las madres de todas las ciudades sintieron que eran sus niños los que ya no estaban,
mientras otras prepararon el desayuno para familias con un miembro menos.

Hoy amanecí llorando,
después de haber soñado,
si es que pude haber dormido.

Vi estudiantes furiosos,
vi héroes verdaderos,
vi a una sociedad en convulsión y con motivos de sobra en repetición.

Hoy veo a la Patria despertando al lado mío;
expectante ante miles de gotas que siguen derramando miles de vasos,
y cansada de ser la parcela de dos finqueros que siembran temor para cosechar muerte.

21 de abril de 2018.

 

 

A LOS MILITANTES DE LA VERDAD

¡Vivan los que marchan por los que adelantaron su ascenso!
Por los que no tuvieron miedo,
por los que permanecen adentro.

Por aquel muchacho joven que no supo más del mundo;
que volaba con coraje,
que peleaba iracundo.

Por un pueblo que despierta,
por las madres que lloran,
por gritar con puertas abiertas,
por ganar guerras sin pistolas.

¡Viva la nación que se quita el antifaz!
Por la juventud que no se manipula,
por la juventud de la dignidad.

A los que no le deben nada al tirano,
a los que repudian la brujería,
a los que derriban árboles de basura,
a los que exigen al dictador su salida.

¡Vivan los chavalos que tiraron piedras y morteros!
Que son identidad del pueblo,
que son voz y libertad.

Abrazos a los campesinos,
a las señoras y a los señores,
a los que abren sus ojos cada día,
a los que se liberan de sus temores.

¡Viva la Nicaragua azul y blanco!
No más banderas de maldad.
¡Vivan los que no suplican para ser esclavos!
¡Vivan los militantes de la verdad!

ANÓNIMO
(09-05-18)

 

 

ABRIL TAN DOLOROSO

Ángel solo hacía lo que desde su nacimiento supo que haría;
y junto con él otros vigilan que su Patria no baje los brazos.

Qué abril tan doloroso;
jamás el fuego perforó tantos pechos inflados con orgullo,
y nunca un tirano negó tanta muerte.

Al país pequeño en extensión pero interminable en dignidad lo visitó una vez más el sufrimiento.

Y siguen cayendo hermanos al mismo tiempo en que lloro escribiendo.

Ningún cumpleaños,
ninguna boda,
ningún bautizo,
ningún brindis;
solo el recuerdo de lo que sigue tomando fuerza
mientras la vida no deja de escaparse.

Héroes con nombre,
con rostros en lo alto
y sueños cortados en lo físico;
hemos de despertar la fuerza que aún nos queda para que nadie olvide lo mucho que dieron.

ANÓNIMO
(22-04-18)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *