laureano-ortega-nicaragua

En realidad Daniel Ortega sí tiene razón: En Nicaragua todo está NORMAL

Columnas

(Colaboración)

En Nicaragua todo está normal, En Nicaragua la corrupción a gran escala es algo del diario vivir, y las instituciones del Estado son una muestra de ello, con funcionarios públicos contratados por afinidad política a pesar de no ser profesionales y cuyo único mérito es armar tarimas y entregar limosnas desde la Juventud Sandinista.

En Nicaragua todo está normal porque los funcionarios Gobierno se siguen enriqueciendo con los negocios y licitaciones públicas que las empresas de ellos mismos ganan.

Todo está normal porque la publicidad estatal es adjudicada a DIFUSO, empresa de Juan Carlos Ortega, a su vez dueño de Canal 8. Está normal porque se dedican millones de dólares para la Fundación Incanto de Laureano Ortega, en su afán de ganar notoriedad con sus intentos fallidos de ser cantante de ópera.

Todo está normal porque la gente sigue muriendo de hambre y teniendo que dar un voto solo por un programa perpetuador de la miseria disfrazado con láminas de zinc, gallinas o cerdos; pero jamás reciben otros programas para hacerlos parte fundamental de la economía.

Todo está normal porque la Policía sigue asesinando y asaltando los bolsillos de los dueños de vehículos con sus multas estratosféricas.

Todo está normal porque la oposición se mantiene también ganando megasalarios en las instituciones simplemente con decir «Sí señor».

Todo está normal porque se siguen construyendo parques aquí y parques allá para embrutecer a la gente con diversión, pero no se invierte en más hospitales, escuelas o capacitación docente y la educación sigue siendo una de las peores en toda Latinoamérica.

Está todo normal porque Roberto Rivas, Aminta Granera, Eduardo Montealegre, Arnoldo Alemán y muchos más siguen disfrutando de las riquezas que les dejó el Estado de NICARAGUA y siguen bien protegidos por el mismo Daniel Ortega.

Está normal porque seguimos esperando que despierten muchas personalidades llenas de cobardía como Nicho Marenco y Omar Halleslevens, que prefieren callar antes de destapar tantas ollas podridas de este gobierno genocida.

Verdaderamente la propaganda oficial tiene razón: en Nicaragua todo está normal. En su etapa final, Daniel Ortega no hay querido cambiar nada, ha profundizado todos los vicios de la tiranía.

1 thought on “En realidad Daniel Ortega sí tiene razón: En Nicaragua todo está NORMAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *