Ejercito-nicaragua-frontera

Ejército de Nicaragua ejecuta fuertes operativos contra migrantes irregulares

Noticias

Aunque Daniel Ortega suele criticar virulentamente las restricciones que imponen Europa y Estados Unidos a los migrantes irregulares, lo cierto es que su gobierno tampoco es muy solidario cuando éstos ingresan a Nicaragua.

Ejemplo de ello es que del 1 al 11 de noviembre, el Cuarto Comando Militar del Ejército ejecutó varios operativos en los que detuvo a 204 migrantes irregulares procedentes de América del Sur y Asia.

Los detenidos fueron entregados a las autoridades de la Dirección de Migración y Extranjería, de acuerdo a una nota de prensa del Ejército.

Contra Africanos y Cubanos

En los últimos años Nicaragua se ha convertido en un verdadero infierno para los migrantes que usan el territorio tratando de llegar de manera ilegal a Estados Unidos. Las autoridades nicaragüenses se han empecinado principalmente contra los cubanos y los negros africanos.

En todos estos operativos el Ejército ha jugado un papel destacado. En uno de estos fue que murió el 29 de septiembre del 2016 el joven camerunés Mbang Atanga Azehfor, de 23 años. Los responsables de su muerte fueron miembros del Cuarto Comando Militar del Ejército, quienes dispararon al vehículo en que se trasladaba Atanga junto a otros migrantes ilegales.

El gobierno de Ortega acusó al joven de pertenecer a una red de traficantes de personas y cuando su madre llegó a Nicaragua a reclamar el cuerpo y pedir una investigación, fue encarcelada para luego de enjuiciarla expulsarla del país.

El corredor de la muerte

En noviembre del 2016 unos 4,000 migrantes de Congo, Senegal, Togo y otros países de África acampaban en Costa Rica, esperando cruza hacia Nicaragua y continuar su largo camino hacia Estados Unidos. El horror que tenían para emprender el viaje era más que justificado, pues los que intentaron cruzar fueron cazados en los montes por policías y militares del gobierno de Ortega y los que escapaban de las garras de éstos, morían ahogados al tratar de cruzar los ríos y lagos, como sucedió en agosto de ese año cuando a las orillas del lago Cocibolca fueron encontrados ahogados diez cuerpos de migrantes africanos.

A finales del año 2015 también hubo fuertes tensiones en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica. En noviembre miles de cubanos quisieron ingresar al país, sin embargo, Daniel Ortega desplegó al ejército a lo largo de la línea fronteriza y ordenó a las fuerzas antimotines de la policía replegar hacia Costa Rica a miles que cubanos.

Nicaragua mantiene las restricciones para todos los migrantes irregulares, a excepción de los venezolanos a los que recientemente no solo les derogó el requisito de ingresar con visa al país, sino que les otorgó el derecho de viajar libremente hacia Honduras, El Salvador y Guatemala, amparado en el acuerdo conocido como CA-4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *