cardenal-brenes-rosario-murillo

Rosario Murillo da vía libre a fuertes ataques contra el Cardenal Brenes

Noticias

En los medios de comunicación del Frente Sandinista es difícil encontrar un ataque directo hacia el Cardenal Leopoldo Brenes. Ni Rosario Murillo, ni Daniel Ortega, ni sus hijos, ni sus periodistas se atreven a dirigir sus rifles al Cardenal, y todo aquellos que dentro del sandinismo se atreven a hacerlo son rápidamente acallados.

Pero parecen claros que la estrategia para ganarse sus simpatías no están rindiendo frutos y poco a poco han ido aumentando la presión, a tal punto que la poderosa Rosario Murillo ha dado vía libre a sus medios y ya empiezan a acusar al líder de la Iglesia Católica de Nicaragua de no “poner el orden en casa”.

Este jueves el que rompió los fuegos en un ataque directo ha sido la voz oficial del gobierno, El 19 Digital, el cual publica un fuerte artículo de Mario Barquero (¿El embajador de Nicaragua en Irán? El medio propagandista no lo especifica) en el que éste la emprende contra la Iglesia Católica.

Barquero acusa a los sacerdotes de cometer el “pecado de la carne” y de empañar a la iglesia de Cristo.

En nuestra Nicaragua, el pecado de la carne, el pecado de la lujuria seguramente está presente, y se le pueden añadir dos más tan nefastos o quizás más”, advierte.

También acusa a los sacerdotes de “soberbia intelectual, exhibicionismo y ambiciones personales”.

Igualmente los señala de autoconvertirse “en heraldos de la violencia, la muerte, el caos, el crimen”.

El funcionario orteguista se muestra ofendido cuando desde los púlpitos católicos se critican los altares a la Virgen María instalados en la Avenida Bolívar, por orden de Rosario Murillo, quien nunca ha escondido sus aficiones esotéricas y, según sus conocidos, por practicar la brujería.

Ante estos hechos, ¿qué hace el Cardenal Brenes? Pobre. Calla, permanece indeciso, titubeante, errático; parece que en su grey hay una rebelión que se le ha salido de control”, manifiesta.

“Pobre Cardenal Brenes, le han impuesto a él, el caos que algunos pretendían imponer a Nicaragua”, agrega.

“Pobre Cardenal Brenes, se dejó engatusar y ahora está metido en camisas de once varas sin saber cómo salir”, se burla.

Este tipo de ataques no pueden pasar inadvertidos, pues cada vez que en los medios del gobierno publican cosas contra un jerarca de la Iglesia Católica es porque responde a una estrategia más amplia.

Así sucedió en octubre cuando luego de un artículo del reverendo orteguista Miguel Ángel Casco inició una vulgar campaña contra Monseñor Silvio Báez, en la cual surgieron unos audios falsos donde se vincula a Báez con una supuesta conspiración para derrocar al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

el19digital