sonia-castro

Ministra habla maravillas sobre la salud en Nicaragua, pero dejó morir a manifestantes

Sin Tapujos

La titular del Minsa, Sonia Castro, estuvoel 29 de noviembre en Washington, Estados unidos, en un encuentro entre los Ministros de Salud de las Américas y el Secretariado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En la reunión, la ministra orteguista habló de los supuestos grandes logros del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo en materia de salud, sin embargo, no abordó las graves violaciones a los derechos humanos ocurridos en los hospitales públicos desde mediados de abril cuando iniciaron las protestas ciudadanas contra el régimen al que ella sirve.

Cuando iniciaron las protestas, Sonia Castro fue captada en video cuando expulsaba del hospital de León a un grupo de jóvenes mientras en las afueras eran asediados por policías y paramilitares afines al gobernante Frente Sandinista.

También hay denuncias ante los organismos de derechos humanos de que la ministra Castro ordenó no atender en los hospitales y centros de salud públicos a todo aquel manifestante antigubernamental que resultara herido. En caso caso de que los los heridos lograran ingresar, la orden era atenderlos mal y dejarlos morir.

Una vez que el gobierno acabó a balazos con las fuertes protestas callejeras, Castro inició un proceso de “limpieza” en el sistema de salud pública y ha despedido a cientos de médicos y enfermeros que apoyaron las protestas y a aquellos que se sospecha no están de acuerdo con la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), contabiliza en 200 los profesionales de la salud despedidos.

Hasta antes del inicio de la crisis política, la OPS había felicitado en reiteradas ocasiones al gobierno de Nicaragua por su modelo de salud familiar y comunitaria.

Foto: El 19 Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *