rosario-murillo

Rosario Murillo delirante y triunfalista: “Si Dios con nosotros ¿Quién contra nosotros?”

Noticias

Los delirios mesiánicos de Rosario Murillo afloran cada vez con mayor fuerza al mostrarse como una mujer que junto a Daniel Ortega han sido elegidos por Dios para gobernar Nicaragua.

La esposa de Daniel Ortega dice estar guiada por la mano de Dios para seguir “edificando todos los días reconciliación y paz” en un país que en ocho meses las fuerzas gubernamentales han asesinado no menos de 325 personas y encarcelado a más de 600.

“En esta Nicaragua nuestra absoluta confianza en Dios nos dice que cuando alzamos nuestros ojos a los montes sabemos de dónde viene nuestro socorro”, afirmó Murillo el jueves al mediodía en su acostumbrada letanía a través de los medios de propaganda oficial.

La también vicepresidenta de Nicaragua, y a quien la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señala de haber ordenado los sangrientos ataques contra las manifestaciones iniciadas en abril del 2018, se mostró alegre porque según ella su gobierno continúa restaurando la tranquilidad en el país.

“Estamos alegres, grande cosa ha hecho Jehová con cada uno de nosotros, restaurando paz interior, restaurando paz en la familia, tan importante porque nosotros somos un pueblo de familia, de comunidad, restaurando paz en todo el país, restaurando, restaurando, restaurando”, aseguró.

“Si Dios con nosotros ¿Quién contra nosotros? ¿A quién he de temer? No tememos, porque aquí en esta Nicaragua bendita, siempre bendita y siempre libre, está Dios con su pueblo bueno”, enfatizó.

El próximo 11 de enero se reunirá el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para discutir la aplicación de la Carta Democrática al régimen dictatorial de Nicaragua. También se espera que a partir de este mes Estados Unidos arrecie las sanciones a Ortega y sus funcionarios, bajo el amparo de la recién aprobada Nica Act. Ortega y Murillo no han dicho una sola palabra al respecto.

Foto: Presidencia de Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *