rosario-murillo

Murillo inicia el 2019 manipulando la Biblia para tratar de esconder sus discursos de odio

Noticias

El diablo puede vestirse de ángel o al menos intentarlo, y en Nicaragua el diablo es Rosario Murillo, la vicepresidenta y esposa del dictador Daniel Ortega. Una de las características más sobresalientes de Murillo es la manipulación de los textos bíblicos para adornar sus aburridas y falsas letanías que a diario da a través de los medios de propaganda controlados por la familia Ortega Murillo.

Los primeros días del 2019 han estado marcados por una abundante referencia a Dios a pesar que sus discursos han sido relativamente cortos en comparación a lo que es usual en ella.

Solo el 2 de enero usó la palabra Dios 34 veces, Jehová 10 y Señor 8. El 3 de enero elevó las cifras a 46 menciones de Dios y a 21 de Jehová; mientras que el 4 de enero se limitó un poco al mencionar solamente 30 veces la palabra Dios y 7 veces Jehová. En sus tres alocuciones leyó textos completos de la Biblia, principalmente los Salmos.

En sus discursos Rosario Murillo es enfática en que ella y Daniel Ortega hacen la obra de Dios en Nicaragua, obviando los asesinatos, las ejecuciones extrajudiciales, las torturas y las detenciones ilegales cometidas por el régimen.

“Vamos cubiertos bajo las alas del Altísimo”, dijo el viernes resaltando la fortaleza de los valores cristianos y solidarios de los que supuestamente es poseedora.

Todas esas palabras los combina con fuertes ofensas contra los opositores, a quienes el 2 de enero tildó directamente de ser “enemigos” “malignos”, “angustiadores” y comedores de carne.

Rosario Murillo se muestra retadora y esperanzada en salir victoriosa en un panorama nada halagüeño con la Nica Act y la Carta Democrática de la OEA amenazando con golpear el régimen y con ello destruir económicamente Nicaragua.

Si Dios con nosotros ¿Quién contra nosotros? ¿A quién he de temer? No tememos, porque aquí en esta Nicaragua bendita, siempre bendita y siempre libre”, resaltó el 4 de enero.

Para nadie es un secreto que Rosario Murillo cree en el esoterismo, los espíritus malignos y la reencarnación, a tal punto que en los años ochentas del siglo pasado convocó a una convención internacional de brujos.

Foto: Presidencia Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *