Ortega quiere que se suspenda la Nica Act y la Alianza asegura que éste quiere matar la negociación

Noticias

El gobierno de Daniel Ortega está sintiendo el impacto de las sanciones de Estados Unidos, a tal punto que el canciller Denis Moncada pidió suspender la Nica Act, una ley que además de imponer sanciones individuales a los familiares y allegados del dictador, también bloquea a Nicaragua los préstamos de organismos financieros internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional está interesado en que se suspendan la Nica Act”, dijo Moncada este viernes, luego de una reunión con la Alianza Cívica, en la que se trataba de destrabar las negociaciones para una salida pacífica a la crisis socipolítica.

El régimen Ortega Murillo insiste en que las sanciones afectan a los nicaragüenses más pobres, sin embargo, la Alianza aclaró que estas han sido aplicadas de manera individual a la cúpula del gobierno.

En este sentido, la Alianza emitió un comunicado en el que denunció que el gobierno quiere matar la negociación.

“Al igual que en junio del año pasado, cuando el Gobierno utilizó el lema ‘Levanten los tranques’ para dar paso a la ola de represión que trajo luto, muertes y presos políticos, el acudadddaddGobierno ahora ha adoptado el lema “Levanten las sanciones” con el único propósito de no cumplir con los acuerdos ya firmados y ante el recrudecimiento de acciones internacionales por su nula voluntad de cumplimiento”, explica en el comunicado dado a conocer este sábado.

La Alianza también señala que el 29 de  abril se había logrado un acuerdo en todos los puntos que habían presentado los testigos y acompañantes para avanzar a la implementación de los mismos, hasta que la delegación del gobierno pidió tiempo para “una consulta telefónica que se extendió por una hora”. Al regresar, la delegación oficial quiso imponer la condición del llamado a la suspensión de sanciones, lo que la Alianza consideró “inaceptable y fuera de lugar”.

La Alianza explica que su negativa se debe a que aún el gobierno no ha garantizado las condiciones objetivas que ameriten hacer tal llamado.

Ante el cambio repentino de introducir dicha condicionalidad, mantenida durante toda la semana y la inutilidad de emitir llamados vacíos que no tendrían ningún efecto, se puede llegar fácilmente a la conclusión que solicitar semejante medida tiene el único propósito de trancar la negociación e incumplir los acuerdos”, denuncia la organización opositora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *