paramilitares-fsln

Dictadura se victimiza y dice fue atacada “por una minoría egoísta e insensible”

Noticias

Daniel Ortega y Rosario Murillo continúan responsabilizando a las fuerzas opositoras por la crisis que actualmente atraviesa Nicaragua, a la vez que exige a la Alianza Cívica que cumpla con el llamado a que se suspendan las sanciones contra el gobierno.

Siempre bajo la retórica de ataque al gran capital nicaragüense, el gobierno sandinista afirma en un nuevo comunicado que en abril del año pasado “fue atacado con perversidad por una minoría egoísta e insensible, que nunca ha conocido el hambre o el sufrimiento”.

Según el régimen, la crisis socipolítica es obra de “una minoría acaparadora y codiciosa que cometió la locura, y la vileza, de atentar contra los más pobres”.

Aunque la Alianza Cívica insiste en que estas sanciones se han impuesto directamente a los miembros del gobierno, los Ortega afirman que estas medidas fueron diseñadas como un mecanismo político para destruir la economía y atentar contra el pueblo.

El oficialismo también asegura que está cumpliendo los acuerdos firmados, cosa que la Alianza y los organismos de derechos humanos aseguran es falso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *