Elevan a Enrique Armas al Salón de la Fama en medio de una gran mentira

Noticias

El deporte no se escapa a las ansias orwellianas del régimen de Daniel Ortega de querer borrar la historia, y tal cosa ocurrió este sábado 11 de mayo en el Teatro Nacional Rubén Darío cuando fue exaltado al Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense el cronista deportivo y vicealcalde sandinista de Managua, Enrique Armas.

Más allá de si Armas ha acumulado suficientes méritos dentro de la crónica deportiva o de si a alguien le guste o no su estilo, lo cuestionable es que se diga que Enrique Armas “se convirtió -según El 19 Digital, uno de los medios de propaganda del orteguismo- en el primer periodista deportivo que ingresa al Salón de la Fama después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista del julio de 1979”.

Es algo intencional o es ignorancia, no se sabe a ciencia cierta, pero querer imponer al vicealcalde de Managua como el primer cronista en ocupar un puesto en el salón de la fama después de la revolución, es tirarse por las trancas y dejar a un lado, solo para citar un ejemplo, a nada más ni nada menos que a Edgard Tijerino, quien fue elevado a ese lugar en septiembre del 2012.

Muchas personas no gustan de sus gritos y sus comentarios fuera del ámbito deportivo, pero en los últimos años lo que sí ha exacerbado son sus “saperías” con el poder, en especial con Maurice, el hijo de la pareja de dictadores a quien le han asignado las relaciones con el deporte, algo que a todas luces el joven muy poco practica.

Armas tiene más de 40 años de trayectoria y quizá con eso hubiese bastado para llegar al Salón de la Fama, pero decir que es el primero, no. A Armas ya se le habían adelantado.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *