Régimen Ortega miente con descaro en la ONU pero le llueven condenas

Noticias

El Examen Periódico Universal al que fue sometido este miércoles el  gobierno de Daniel Ortega en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), resultó en una contundente condena a los crímenes cometidos en Nicaragua desde abril del 2018.

El delegado del gobierno, Valdrack Jaentschke, hizo alarde de todo su cinismo al manifestar que desde junio del 2018 no hubo un solo muerto en las protestas, omitiendo de esta manera las masacres de julio en Carazo, Monimbó, Iglesia de la Divina Misericordia, y barrio Sandino (Jinotega), como también el cobarde asesinato del adolescente Matt Romero, cuando policías y paramilitares atacaron una marcha en septiembre.

La inmensa mayoría de los países presentes en la reunión, realizada en Ginebra, Suiza, condenaron la constante violación de los derechos humanos en Nicaragua y demandaron a Ortega la libertad de los presos políticos, elecciones libres, fin de la represión, asedio a los periodistas y una investigación imparcial de los crímenes.

Países como Perú exigieron no solo que se permita la libre manifestación, sino además que se desmantelen los grupos paramilitares encargados de reprimir a la población.

Italia y México demandaron que Nicaragua permita una investigación independiente de todo lo ocurrido en el 2018.

“Recomendamos que se realice una investigación sobre la violación de derechos humanos en Nicaragua, juicios justos, libertad de prensa, y que el próximo sufragio permita que todos los partidos políticos participen en el proceso electoral”, manifestó la delegación de Italia.

Igual demanda hizo Islandia al pedir el retorno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH). Este país nórdico también pidió una investigación creíble del asesinato del periodista Ángel Gahona.

España, por su parte, expresó su preocupación por el diálogo entre la Alianza Cívica y el gobierno, y pidió garantizar el respeto a los derechos de los nicaragüenses.

La delegación de Estados Unidos incluso exigió castigo para todos los responsables de la represión.

El representante de Ortega negó que en Nicaragua no haya justicia, y fue enfático al asegurar que el Poder Judicial es independiente y que actúa apegado a los principios de respeto e igualdad.

Jaentschke trajo a colación supuestos logros de la administración sandinista, entre estas, la instalación de Comisarías de la Mujer, sin embargo, olvidó que éstas fueron cerradas hace ya varios años por el mismo gobierno.

Entre los pocos que se hicieron eco del discurso orteguista, estuvo Cuba. “Recomendamos a Nicaragua seguir promoviendo la paz y el diálogo sin injerencia”, manifestó la delegación cubana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *