INTUR dice que cubanos que están llegando a Nicaragua vienen a ver volcanes

Noticias

En lo que va del 2019 más de 5,000 cubanos han llegado a Nicaragua, según datos oficiales del Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR).

Esto no despertaría suspicacias si no fuera porque en el 2018 apenas arribaron 566 cubanos, de tal manera que la cifra se ha multiplicado por diez en un año en el que el país está sumido en una grave crisis política y económica.

El INTUR tiene una respuesta poco convincente para explicar este crecimiento exponencial: Los cubanos llegan atraídos por los volcanes.

“Ellos son amantes de nuestros volcanes. Ellos no tienen volcanes, entonces es impresionante para ellos que nosotros tengamos ese volcán de lago de lava activo (volcán Masaya), y que lo pueden ver de cerca, que una de nuestras fortalezas o nuestros productos estrellas en estos momentos”, declaró Ana Carolina García, directora de Promoción y Mercado del INTUR, citada por la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, el periódico estadounidense El Nuevo Herald entrevistó a varios de estos “turistas”, quienes desmintieron al gobierno de Nicaragua, ya que el objetivo principal es llegar a Estados Unidos y pedir asilo político.

“Conseguí un visado de turismo para Nicaragua fácil. Lo más complicado fue comprar el pasaje por las colas (filas) que hay. Desde el principio sabía que mi destino era el Norte, pero dije que quería hacer compras”, manifiesta desde Guatemala, Yoanky Arencibia, quien tras arribar a Nicaragua emprendió el camino hacia Estados Unidos.

Según El Nuevo Herald este aumento en la cantidad de cubanos llegando a Nicaragua coincide con el aumento de isleños pidiendo asilo en la frontera de Estados Unidos. “Según estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, en lo que va de año fiscal —desde el 1 de octubre pasado— se habían presentado en la frontera 10,910 cubanos, cifra que supera los 7,079 que pidieron asilo en la misma etapa del año anterior”, señala.

Algunos factores que podría estar favoreciendo este incremento en el número de solicitudes son “las flexibilizaciones de Nicaragua y Panamá para conceder visados a cubanos y el empeoramiento de las condiciones de vida en la isla, agravadas tras la crisis del régimen de Nicolás Maduro”.

El reporte destaca que hay unos 4,500 cubanos en Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso, esperando las entrevistas de sus solicitudes de asilo. Mientras que en Panamá las autoridades de Migración afirman que “más de 9,000 cubanos han ingresado a ese país y no regresaron a la isla”.

Leer la nota completa en El Nuevo Herald.

Foto de Portada: Titular del Intur, Anasha Campbell, con el ministro de Turismo cubano, Manuel Marrero, en el volcán Masaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *