Ahora para Rosario Murillo los opositores son un “puñadito” de vendepatrias

Noticias

Como un “puñadito de venepatrias” calificó este sábado la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a los millones de nicaragüenses que demandan el cese de la represión y el fin de la tiranía que ejerce junto a su esposo Daniel Ortega.

Rosario Murillo y Ortega viajaron el sábado a Niquinohomo a celebrar el 124 aniversario del natalicio del héroe nacional Augusto C. Sandino, luego que el año pasado las protestas antigubernamentales se lo impidieran.

Hemos escuchado a nuestro comandante hablar de nuestra gloriosa bandera nacional y cómo a través de la historia siempre ha habido un puñadito de vendepatrias que la han querido secuestrar y arrastrarla”, manifestó Rosario Murillo, con su reconocida virulencia.

Si bien se habla de un deterioro cada vez mayor del poder que ejerce la pareja presidencial, Murillo parece ignorar esos análisis y dice que se mantienen firmes junto a sus seguidores.

“Aunque atravesemos las circunstancias más difíciles sabemos que podemos y sabemos que ‘Siempre más allá’ es nuestro lema y nuestro camino, con la bandera azul y blanca de la patria rescatada de secuestro nacional que vivimos, ahora es la bandera de la que quieren apoderarse pero ni pudieron ni podrán”, afirmó la vicepresidenta, obviando que según la firma encuestadora Cid Gallup, a enero del 2019, el 54% de los nicaragüenses querían elecciones adelantadas y que solo el 34% apoyaba a Ortega.

Murillo también omite el grave deterioro económico, las fugas de otrora fieles funcionarios gubernamentales y las sanciones contra ella, su hijo Laureano Ortega y el círculo cercado al poder dictatorial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *