Bukele despide del gobierno a los familiares del expresidente Sánchez Cerén

Noticias

El nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó este martes destituir a los familiares del expresidente Salvador Sánchez Cerén que laboraban en diferentes instituciones del gobierno.

A través de su cuenta de Twitter, Bukele ordenó a la Ministra de la Vivienda, Michelle Sol, el despido de Salvador Sánchez Villalta, quien estaba empleado en el Fondo Nacional para la Vivienda Popular (FONAVIPO).

En su tuit, el presidente Bukele indicó que el salario que devengaba el hijo del exguerrillero era de $4,000, de tal forma que con su despido la institución destinará esos fondos al ahorro.

El nuevo presidente salvadoreño ordenó también al Ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, despedir a un nieto del exmandatario, quien ocupaba el cargo de Director de Emisión de Pasaportes.

Otra despedida fue la Directora General de Centros Intermedios, Irma Mejía Mejía, nuera del expresidente Sánchez Cerén. Mejía devengaba 2,500 dólares. “Promueva a un subalterno con credenciales para asumir el cargo y ahorre ese monto”, le ordenó Bukele al Ministro de Seguridad.

El joven político ordenó al Ministro de Gobernación, Mario Duran, que removiera de su puesto a la subdirectora del Instituto de la Juventud, quien es nieta del expresidente Sánchez Cerén. “No contraté reemplazo. Envíe su salario a ahorro de la institución”, afirmó.  El esposo de ésta, Carlos Pacheco, también fue despedido de su cargo en el gobierno.

Bukele además purgó de su puesto a Juan Carlos Guardado Sanchez, nieto de Sánchez Cerén, quien trabajaba como Encargado de Activos Fijos de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma. “Promueva un subalterno a cubrir esa plaza y envie ese monto a ahorro institucional”, manifestó.

El nuevo mandatario ordenó igualmente al Ministro de Trabajo, Rolando Castro, remover a Fátima Carolina Sánchez Villalta, hija de Sánchez Cerén, de su cargo como Asistente Técnica del Despacho. “No contrate reemplazo y envie ese monto a ahorro de la institución”, subrayó Bukele.

Otra de las despedidas fue Claudia Sánchez Villata, también hija de Sánchez Cerén, funcionaria de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, con un salario de 4,000 dólares.