Ortega manda a sus fanáticos a convencer a dos millones de nicas que voten por él

Noticias

El operador político del FSLN y director de Radio La Primerísima, William Grigsby, confesó durante una asamblea con militantes del partido, que necesitan urgentemente empezar a trabajar para reconciliarse con los nicaragüenses y conseguir dos millones de votos.

La asamblea se realizó el pasado 7 de junio, de acuerdo a un video que circula en redes sociales. El auditorio probablemente pertenece al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), ya que se observan banderas de esta institución.

La orientación de Grigsby a la militancia sandinista es ganar las elecciones, aunque insiste en que estas serán hasta el 2021 y no antes.

Con manifestaciones no se ganan las elecciones, se ganan con votos y votan el militante del frente y el militante de la oposición y vota el que no se mete en política, vota la prostituta, vota el picadito, vota el drogadicto…”, señaló.

“¿Cómo hacemos para convencer a dos millones de nicaragüenses, que es lo que necesitamos que voten por nosotros. ¿Cómo hacemos? No lo vamos a hacer divorciando nos de la gente, creyéndonos los dueños de la verdad, no hablando con nadie porque es golpista. No podemos ganar así”, advirtió.

El operador político recordó que en 1990 el FSLN puso 600 mil personas en la plaza, pero que cuatro días después perdió las elecciones.

Grigsby está claro que las familias sandinistas están seriamente fracturadas luego del 18 de abril.

“Yo conozco compañeros que gritan mucho que ¡viva Daniel!, van a todas las marchas, llevan su bandera o su pañoleta pero se pelearon con sus hermanos con sus hijos, con sus padres y no han sido capaces de restablecer la comunicación familiar”, señaló.

El régimen Ortega tiene por delante no solo a un 78% de nicaragüenses que consideran que Ortega debe de dejar el poder, sino también a una militancia sandinista en una lenta pero constante desbandada, a tal punto que un 47% de esta también considera que debe haber elecciones adelantadas para superar la actual crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *