CPDH denuncia nueva ola de secuestros por parte del régimen Ortega Murillo

Noticias

Como se temía, la liberación de los presos políticos ha dado paso a una incontenible nueva ola de secuestros por parte de policías y paramilitares orteguistas.

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) dice estar muy preocupada por la situación, ya que diariamente está recibiendo un promedio de tres denuncias formales de secuestros, sin embargo, la cifra real de secuestrados es mayor si se toma en cuenta que desde los diferentes departamentos de Nicaragua llaman ciudadanos denunciando la detención ilegal de sus familiares.

“Es una ola de secuestros”, dijo enfáticamente Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, quien compareció este viernes junto a familiares de Gabriel Ramírez Somarriba, de 39 años, secuestrado la tarde del 13 de junio en Masaya y trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

Cuevas subrayó que las autoridades están obligadas a cumplir con el procedimiento para la detención de un ciudadano, a excepción de cuando hay un delito flagrante. Pero en este caso no ha habido ningún tipo de flagrancia, por lo que los procedimientos son los mismos”, explicó.

El abogado afirmó que en cada secuestro reportado “prima el abuso de autoridad, no existe orden de detención. Los aíslan a los ciudadanos detenidos”, cosa que “la ley lo prohíbe”.

En el caso del ciudadano Gabriel Ramírez Somarriba se presentan precisamente esos elementos. “Nosotros consideramos toda esta situación en contra de Gabriel como arbitraria, violentando los derechos humanos, ya que ahora lo señalan de tirar bombas de contacto. Una acusación que es falsa, porque no tienen pruebas de ese delito, pero como ellos meten preso a los que piensan diferente al gobierno por eso se lo llevaron preso”, denunciaron sus familiares.

La CPDH recibió la denuncia de los familiares de Leonardo José Rivas Guevara, de 23 años, desaparecido hace 5 días y de Raúl Alexander Paramo Flores, de 22 años, secuestrado el 12 de junio cuando compraba en una fritanga en Masaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *