Human Rights Watch pide sanciones contra Aminta Granera y los principales jefes de la Policía Orteguista

Noticias

Human Rights Watch dio a conocer este miércoles un informe sobre la despiadada represión que ha venido ejecutando el gobierno de Daniel Ortega contra el pueblo de Nicaragua desde abril del año 2018.

El informe se titula “Brutal represión: Torturas, tratos crueles y juicios fraudulentos contra manifestantes y opositores en Nicaragua” y a lo largo de sus 107 páginas presenta cientos de testimonios de la barbarie ejecutada en Nicaragua por policías y paramilitares afines al gobernante Frente Sandinista.

En vista de ello, Human Rights Watch pide a los gobiernos de Estados Unidos, Europa, Canadá y Latinoamérica aplicar sanciones contra Daniel Ortega y sus principales funcionarios, por estar directamente involucrados en todos los crímenes cometidos contra la población civil.

La organización defensora de derechos humanos, solicita especialmente que se sancione a la Aminta Granera, exdirectora de la Policía Nacional, quien estuvo oficialmente en el cargo durante los principales meses de la represión, hasta que fue sustituida por Francisco Díaz.

También se pide sanciones contra Díaz, al considerarse que como subdirector y actual director, ha sido parte indispensable de las violaciones a los derechos humanos.

La lista incluye además al comisionado general Ramón Avellán, subdirector de la Policía Nacional, uno de los principales represores de la dictadura.

Igualmente están incluidos los comisionados generales Jaime Vanegas, inspector general de la Policía Nacional, y Luis Pérez Olivas, jefe de la cárcel El Chipote, donde los opositores han sido sometidos a brutales torturas.

Human Rights Watch también pide sanciones contra Justo Pastor Urbina, jefe de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP), por tener un papel central en la represión.

El informe fue presentado en Estados Unidos por José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch y Tamara Taraciuk, investigadora senior para las Américas de Human Rights Watch.

“La única forma de contrarrestar las violaciones de derechos humanos generalizadas cometidas por el régimen, de permitir que los nicaragüenses regresen del exilio, de poner fin a la censura y de restablecer la independencia judicial es ejerciendo una fuerte presión internacional sostenida que debería incluir sanciones individuales y un mayor reclamo para que los responsables rindan cuentas por sus abusos”, sostuvo Vivanco durante la presentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *