Usted, señor orteguista, no podrá alegar inocencia, usted no se cayó chiquito de la cama

Columnas

Es casi un hecho que cuando la dictadura Ortega Murillo caiga, muchos de los que hoy amenazan al amparo de sus puestos en el Estado y en el FSLN, e inclusive los que engrosaron las hordas de asesinos rojinegros, alegarán su inocencia. Muchísimos dirán que tenían orientaciones de sus superiores para amenazar, ofender, hostigar y atacar a quienes luchaban por la libertad de Nicaragua.

No señores. En Nicaragua ha ocurrido una masacre. Los crímenes de lesa humanidad están debidamente documentados. Ustedes saben muy bien que todo crimen político está precedido de una campaña de odio hacia el OTRO. Ante lo que ha ocurrido no se puede alegar inocencia o culpas a medias.

Tampoco podrán alegar que se sumaron a apoyar esta barbarie porque si no lo hacían perdían su trabajo y sus hijos se quedaban sin comer. Explíquenle eso a los padres de Álvaro Conrado, de Orlando Córdoba, de Teyler Lorío. Sus hijos no están sufriendo hambre, están muertos.

Cada vez que desde sus redes sociales, cada vez que desde las manifestaciones sandinistas, cada vez que desde sus centros de trabajo, ustedes ofrecieron PLOMO a diestra y siniestra, hubo quienes ejecutaban ese clamor. Hay más de 300 muertos. Sí, entre estos hay sandinistas, pero hasta estos murieron por esa misma campaña de odio.

Periodistas de Radio Sandino. Foto: Presidencia.

¿Se acuerdan de un joven sandinista asesinado el 18 de junio en Las Esquinas, Carazo, y de los policías asesinados en ese mismo lugar el 2 de julio? El gobierno le achaca esos muertos a los tranqueros. Ustedes han repetido una y otra vez ese discurso. Pero no se necesita mucho esfuerzo para preguntar a los habitantes de Carazo o chequear los medios de comunicación y se darán cuenta que el tranque de Las Esquinas tenía días de estar en manos de paramilitares del FSLN. Esos paramilitares, es cierto, actuaban bajo las órdenes del partido, pero alentados por el discurso de cada uno de los militantes orteguistas que llamaban a resolver el problema a punta de balazos. Y si insisten en creer que fueron tranqueros los asesinos ¿por qué exigen a Daniel Ortega una investigación independiente para que todas las partes queden satisfechas? En este punto: ¿pueden ustedes hacer este tipo de demandas a lo interno del FSLN o desde la institución del Estado en que laboran? ¿Verdad que no? Ustedes saben que serían tachados de “derechosos”, de “golpistas”, de “traidores”.

Señores, cuando esto acabe ustedes tampoco podrán argumentar enfermedad mental. Todo lo hicieron a conciencia. Sabían que cuando pedían PLOMO para un opositor, indudablemente los fanáticos orteguistas le iban a meter PLOMO a una persona. Ustedes sabían que cuando pedían para alguien una suite en El Chipote, en la mayoría de los casos, esa cárcel se le iba a torturar, se le iba a privar del sueño, esa persona iba a dormir en el piso, se le iba a encarcelar durante meses, se le iba a privar de la libertad. Cuando ustedes pedían cárcel para estas personas no pensaban en justicia, pensaban en hacer el mal. Usted nunca pidieron una investigación real. Ustedes solo querían culpables, pero no querían que los culpables fueran de su partido o quienes les garantizan el depósito en su cuenta bancaria los días 5 de cada mes.

Trabajadores del Estado y simpatizantes de Ortega en una marcha oficialista. Foto: Presidencia.

Señores, ustedes razonan. Saben muy bien que en Nicaragua se asesina, se apresa y se limitan las libertades ciudadanas si estas son contrarias a los intereses del partido. Señores, ustedes saben que Rosario Murillo y Daniel Ortega son dos psicópatas aferrados al poder. Señores, ustedes saben que la familia Ortega Murillo y sus más cercanos se han enriquecido de manera ilícita. Ustedes mismos, a lo interno de sus familias y entre sus conocidos, lo han dicho en más de una ocasión.

Señores, ustedes no se cayeron chiquitos de la cama. Ustedes saben muy bien lo que han hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *