Ortega solidario con Argentina por las Islas Malvinas, pero gobierno de Macri sigue firme en sus demandas democráticas

Noticias

El gobierno de Daniel Ortega sigue esforzándose por presentarse ante la comunidad internacional como un abanderado de las causas latinoamericanas, aunque esto de poco le sirve al momento de ser condenado por violaciones a los derechos humanos.

El jefe de la delegación de Nicaragua en la asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Valdrack Jaentschke, hizo una furibunda defensa al reclamo de Argentina por la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, cuya administración está en manos de Inglaterra.

“Nicaragua aboga por el fin del colonialismo y todo remanente del mismo, cualquiera que sea su manifestación. Es por ello que continuaremos apoyando al Gobierno de Argentina en el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas”, expresó Jaentschke, apoyando la resolución de la OEA en relación a este tema.

Sin embargo, ese discurso anticolonialista, panamericano, y las expresiones de solidaridad del régimen sandinista, no son tomados en cuenta por el gobierno del presidente de Argentina, Mauricio Macro, uno de los más firmes en demandar a Daniel Ortega la democratización de Nicaragua, el respeto a los derechos humanos y el castigo para los culpables de cientos de muertos producto de la represión gubernamental.

Argentina es miembro del Grupo de Trabajo del Consejo Permanente para Nicaragua, que busca una solución pacífica al conflicto político. Su embajadora en la OEA, Paula Bertol es de las voces más críticas contra Ortega en el organismo.