Graves acusaciones a lo interno de la ANPDH. Álvaro Leiva asegura que el gobierno está detrás

Noticias

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) pasa uno de sus peores momentos, tras el asedio y las amenazas gubernamentales del año 2018. En la actualidad el problema surge de su propio seno, por diferencias entre sus miembros, aunque su secretario ejecutivo, Álvaro Leiva, sostiene que dichas diferencias son parte de una “conspiración” orquestada por el oficialismo.

Leiva expresa que algunos directivos de la ANPDH quieren expulsarlo de la organización y dividirla, por el trabajo de defensa de los derechos humanos que ha realizado.

En concreto señala al periodista opositor Gustavo Bermúdez, a Francisco Lanza y Germán Herrera de aliarse con el gobierno de Ortega.

“Es lamentable que tres directivos del organismo se asocien a esta conspiración y me refiero al periodista Gustavo Bermúdez Herrera, Francisco Lanza y Germán Herrera, que se han aliado al régimen a fin de poder lograr, en sus pretensiones ilegales e ilícitas, poner como instrumento para su dinastía a la ANPDH”, declaró Leiva, quien se encuentra exiliado en Costa Rica desde agosto del 2018.

Acusan a Leiva de “adueñarse” de la ANPDH

Periodista Gustavo Bermúdez.

El diario La Prensa habló sobre estas acusaciones con Gustavo Bermúdez. El periodista afirmó que el problema surge porque Leiva “no quiere rendir cuentas de todas las donaciones y el dinero que ha recibido”, además de que cuando marchó al exilio se llevó los sellos y “no pidió permiso a la junta directiva”.

“Él se cree dueño de la asociación y no es así. Esta es una organización que está formada por una junta directiva y se debe rendir cuentas”, manifestó Bermúdez.

El período de la actual junta directiva vence hasta diciembre del 2019, de tal forma que Leiva dice que no se le puede expulsar. No obstante, Bermúdez sostiene que ellos están obligados a “recomponer” la dirección de la ANPDH y que Leiva todo lo está asociando con “cosas políticas”.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos tuvo mucho protagonismo en los días de mayor represión del gobierno. A diferencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que contabilizan más de 320 muertos, la ANPDH eleva la cifra a 561. Además reporta 4,578 heridos y 1,336 nicaragüenses secuestrados o desaparecidos.

El gobierno de Daniel Ortega afirma que esta organización forma parte de un supuesto engranaje “golpista” y que se ha dedicado, al igual que el resto de organismos de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales, a elevar las cifras de víctimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *